Museo Nacional de Arte Decorativo
Museo Nacional de Arte Decorativo Ministerio de Cultura
 
 

 

Eventos Especiales
 

PROYECTO BICENTENARIO 2010

MUSEO NACIONAL DE ARTE DECORATIVO DORMITORIO LUSOBRASILEÑO DE MATÍAS ERRÁZURIZ ORTÚZAR PROYECTO BICENTENARIO 2010

Presentación del Director:

Continuando el programa de restauraciones, renovaciones, puestas en valor y habilitación al público de ambientes y salones de nuestro Museo, hemos completado la recuperación del sector que originalmente fue dormitorio, baño y antecámara de don Matías Errázuriz Ortúzar, propietario original de esta residencia. Luego de setenta años de ser utilizados sucesivamente como oficinas del Museo y despacho de la Dirección, estos ambientes vuelven a mostrarse como fueron en su origen, en una suerte de resurrección inesperada que convoca por igual a la imaginación y a la historia.

Admito que este emprendimiento ´resureccional´ no ha sido fácil ni breve; las operaciones de recuperación patrimonial de este tipo son complejas y sumamente delicadas, y exigen tanto fundamentos teóricos y rigor profesional como decisión de gestión y apoyo económico fuerte y continuado. Mi objetivo en estas líneas es felicitar y agradecer a cuantos hicieron posible que llegáramos a buen puerto en el momento previsto, o sea en coincidencia con las celebraciones de aquel lejano Bicentenario de Mayo en que el pueblo quiso saber de qué se trataba, para poder echar a andar la propia historia.

Y en el empeño de informar de qué se trató y cuál fue nuestra pequeña historia, quiero señalar que hacen ya cinco años que se iniciaron los estudios y relevamientos, y que se comenzó con la restauración del mobiliario original, hasta entonces depositado en la reserva del Museo. A lo largo de ese lustro los muebles, paulatinamente recuperados, fueron saliendo poco a poco a la luz y se mostraron en distintas exposiciones temporarias y en las Ferias de Anticuarios organizadas por la Asociación Amigos. Más adelante se detallan los lineamientos generales del proyecto museológico y las características estilísticas y técnicas de los elementos que lo integran, lo que me exime aquí de mayores comentarios sobre el particular.

Creo oportuno, sin embargo, señalar que el proyecto integral – relevamientos e investigación, cateos y estudio de alternativas, preparación de especificaciones y contratos, supervisión de trabajos, controles de calidad y, en varios casos, acción directa en quehaceres de conservación, restauración y gestión operativa- estuvo a cargo del Área de Museología y el sector de Conservación del Museo, liderados por el licenciado Hugo Pontoriero, constituido en verdadero deus ex machina del programa. Para él, para los integrantes de su reducido equipo, y para todo el personal del Museo que de una u otra manera se involucró en el proyecto con entusiasmo, responsabilidad y esfuerzo personal, vayan mis felicitaciones y mi agradecimiento.

A lo largo de las distintas etapas de este emprendimiento tuvimos la colaboración constante de la Asociación Amigos del Museo en la esforzada gestión de obtener los recursos necesarios, así como el apoyo económico de varias personas y empresas que es justo mencionar y agradecer aquí: la señora Nelly Arrieta de Blaquier, que nos acompañó con su proverbial generosidad en la restauración del mobiliario, y la Fundación Banco Galicia y la Fundación Hermanos Agustín y Enrique Rocca, que patrocinaron diferentes aspectos de la puesta en valor de la arquitectura y la ornamentación originales. Junto con ellos agradecemos a Verónica Nutting y Thomas de Luynes, Lucio Boschi donantes de objetos que complementan el equipamiento de la sala de baño, a Moscatelli Cornice di Siena y Malknecht Hermanos, que donaron sus trabajos en la factura de los marcos de madera dorada y la restauración de mármoles respectivamente, a Sherwin Williams, Santino Joyeros quienes financiaron la restauración de la araña de cristal de Baccarat que proveyó sin cargo materiales de pintura, y a Juan Garcilazo, autor y productor del registro documental que preserva y comunica el proceso y la culminación de este proyecto.

Un párrafo aparte merece el eficaz desempeño del embajador argentino en Francia, Luis Ureta Sáenz Peña, en las gestiones que permitieron el arribo en tiempo y forma de las telas de tapicería al puerto de Buenos Aires. Y, por supuesto, la buena disposición recibida de las sucesivas autoridades de la Secretaría de Cultura de la Nación y su Dirección Nacional de Patrimonio y Museos a lo largo de estos años.

Alberto Bellucci
Director MNAD

----------------------------------------------------------------------------------------------------

DORMITORIO LUSOBRASILEÑO DE MATÍAS ERRÁZURIZ ORTÚZAR MNAD: PROYECTO BICENTENARIO 2010

El proyecto curatorial:

El objetivo principal del proyecto -elaborado por el Departamento de Museología del MNAD- es la recuperación del diseño de la decoración original del dormitorio y la sala de baño del Sr. Matías Errázuriz Ortúzar, a fin de que el público interesado pueda acceder a la ambientación ideada en 1916 por André Carlhian y el propio Errázuriz. Este proyecto refuerza la misión central de nuestra Institución, ya que el conjunto integrado por el edificio y el acervo del Museo Nacional de Arte Decorativo, es un claro exponente de la tipología museológica de Casas-Museos y puede parangonarse con sus equivalentes internacionales: el Museo Nissim de Camondo en París, la Frick Collection de New York, el palacio del marqués de Cerralbo en Madrid, la Fundación Giorgio Cini en Venecia o la casa de Isabella Stewart Gardner en Boston. Cabe destacar que el edificio del MNAD fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en el año 1997.

La propuesta curatorial para la restitución de la fisonomía inicial de este sector del edificio está proyectada en base a la investigación de piezas de la colección permanente del Museo y registros documentales muy precisos. Hacia 1936, el Poder Ejecutivo Nacional, nombró una comisión tasadora para la adquisición de la residencia Errázuriz Alvear con el propósito de fundar el MNAD. Dicha comisión realizó un exhaustivo inventario de los bienes muebles existentes en cada uno de salones de la casa, todavía habitada por la familia. En dicho inventario, figura bajo el título “Dormitorio del Señor” y “Antichambre del Señor”, un listado detallado del equipamiento completo del dormitorio del Señor Errázuriz. A mediados del año 1937, el Dr. Ignacio Pirovano, primer Director del MNAD firma un nuevo listado detallado del contenido del salón que confirma y completa el inventario del año anterior.

Asimismo, se han consultado en el archivo del Museo, los planos de la arquitectura interior dibujados por Carlhian; y los presupuestos de la construcción del Palacio Errázuriz, detallados en los registros de la Casa Carlhian-Beaumetz, que en la actualidad se preservan en el Museo Getty en Malibú, California.

Es interesante señalar que en 1940 la decoración inicial del cuarto fue totalmente modificada, los muros fueron pintados color marfil y el moblaje fue estibado en la reserva patrimonial, por décadas el espacio fue utilizado como oficina administrativa. Este año, se han revertido estas intervenciones y la boiserie del cuarto ha recobrado el aspecto que presentaba en tiempos en que Matías Errazuriz aún vivía en esta casa.

El equipamiento original del dormitorio de Errázuriz, adquirido por el Estado Nacional en 1937, está compuesto por: una cama, una cómoda-escribanía, dos mesas de arrimo y un par de camoncillos de madera de jacarandá tallada y lustrada, estilo Don José I de Portugal, realizados en el Río de la Plata, durante la segunda mitad del siglo XVIII, emulando los diseños de la corte portuguesa. Siete sillas de madera de jacarandá tallada y lustrada, estilo Don Juan V de Portugal, también rioplatenses de mediados del siglo XVIII; un sillón y una mesa para escribir estilo Luis XV. Los muebles correspondientes a la época del rey Don José I de Portugal (1750-1777), son la expresión lusitana, es decir, la versión portuguesa del rococó francés. Estos muebles se complementan estilísticamente con el diseño arquitectónico Luis XV del dormitorio Errázuriz, proyectado tomándolos como referente. André Carlhian diseñó la boiserie de roble tallado, moldurado y lustrado, con reservas enteladas y cortinados en damasco de seda color carmesí.

A mediados del siglo XVIII, los muebles luso-brasileños o luso-rioplatenses, elaborados simultáneamente en Portugal, los dominios de Brasil o del Río de la Plata; fueron muy utilizados en las moradas de las principales familias porteñas de la época colonial. Asimismo, es interesante mencionar que hacia 1900, ciertas figuras de la clase dirigente argentina, poseían conjuntos de mobiliario luso-brasileño, cabe citar al Presidente Julio A. Roca, y a las familias González Garaño, Fernández Blanco y Lezica, entre otras. Posiblemente, estos muebles fueron preservados en algunos sectores de las casas de principios del siglo XX; como testimonio tangible de los lazos que unieron el devenir de determinadas familias argentinas con el período colonial. Además, estas piezas virreinales de estilo lusitano evidencian una marcada impronta religiosa, ya que el moblaje eclesiástico que se atesora desde el siglo XVIII en las principales catedrales e iglesias de nuestro país responde, en general, a los lineamientos estilísticos tardobarrocos portugueses.

De hecho, en el dormitorio Errázuriz, es recurrente el motivo ornamental de veneras, aplicado en el remate del trumeau de la chimenea, los herrajes de las ventanas, las sillas, en los marcos de ciertos cuadros, etc. Las veneras o conchas de mar, simbolizan en el cristianismo las aguas bautismales, aunque también eran insignia de los peregrinos que acudían desde toda Europa a Santiago de Compostela.

Los inventarios fundacionales detallan una selección de pintura religiosa europea de los siglos XVI y XVII, dispuesta en este dormitorio por Matías Errázuriz. Se destacan, La Virgen con el Niño y San Juan Bautista, óleo del español Luis de Morales “El Divino” (c.1500-1586) y Jesús Crucificado, óleo de Mateo Cerezo (1626-1666), también de la escuela española.

El proyecto de rehabilitación de este sector del edificio incluye la antecámara del cuarto Errázuriz, su guardarropa (walking closet) y la sala de baño estilo Luis XVI con muros estucados que imitan mármol; solado en damero y bañera realizados en mármoles campan vert y arabescato.

Curaduría: Hugo Pontoriero
Jefe Departamento de Museología MNAD

Matías Errázuriz Ortúzar, arquetipo de una clase:

Matías Errázuriz nació el 23 de diciembre de 1866 en Santiago de Chile y fue el menor de los hijos de Agustín Errázuriz Salas y Cornelia Ortúzar Gandarillas. Los Errázuriz, de origen vasco, eran por aquellos años una de las más influyentes familias chilenas; presidentes de la Nación, personalidades eclesiásticas, diplomáticos, artistas, mecenas y damas relacionadas con actividades benéficas, pertenecían a esta destacada familia transandina.

Educado en el Colegio de San Ignacio, Errázuriz ingresó muy joven en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile. En 1888 fue designado Segundo Oficial de Legación, ante el Gobierno del Emperador Don Pedro II del Brasil. Posteriormente desempeñó el mismo cargo diplomático ante el Vaticano, España, Uruguay y Argentina, siendo posteriormente primer Secretario y Encargado de Negocios en varios de estos estados. En 1912 fue designado Ministro Plenipotenciario en Bélgica. Asimismo, fue Ministro Confidencial en Argentina ante Hipólito Irigoyen, y por último coronó su carrera como Embajador de Chile en la República Argentina.

El 12 de abril de 1897, siendo Encargado de Negocios de Chile en Buenos Aires, Matías Errázuriz contrajo matrimonio con Josefina de Alvear, de familia argentina, nieta paterna del General Carlos María de Alvear, prima hermana del Presidente Marcelo T. de Alvear y cuñada del Ministro de Relaciones Exteriores, Dr. Ernesto Bosch. El matrimonio tuvo dos hijos; Matías Errázuriz Alvear, casado con Franca Antinori y Josefina Errázuriz Alvear, casada con Jaime Indalecio Gómez.

La nueva residencia palaciega de los Errázuriz Alvear en Buenos Aires, diseñada dentro de los cánones del academicismo francés, fue concebida con el propósito de albergar y exhibir la colección de obras de arte de la familia. Inaugurada en 1918, la casa fue uno de los epicentros del devenir cultural y social de aquel Buenos Aires legendario. Luego del fallecimiento de la señora de Errázuriz, acaecido el 3 de julio de 1935, la sucesión resolvió vender el edificio junto con la colección, siendo adquiridos en 1936 por iniciativa del gobierno del General Agustín P. Justo, con el propósito de fundar el Museo Nacional de Arte Decorativo.

Como contrapunto a su palacio porteño, cabe destacar que Matías Errázuriz Ortúzar encargó en 1929 a Le Corbusier (1887-1965) el proyecto para una austera casa de verano en Zapallar, exclusivo balneario de la costa central chilena. La construcción estaba proyectada en un terreno escarpado sobre la playa. El programa incluía solamente una gran sala de estar con chimenea y una rampa hacia el dormitorio principal. Un segundo volumen anexaba el sector de servicio. Los materiales propuestos eran piedra, madera y tejas de la zona, combinados con muros blancos. Aunque finalmente no se materializó, diversos especialistas internacionales consideran fundamental este proyecto dentro de la producción de Le Corbusier. Se lo señala como la transición de la arquitectura abstracta y pura de volúmenes blancos, hacia una arquitectura vernácula, más localista, con sistemas constructivos propios de cada región. El propio Le Corbusier dio gran importancia a la denominada Casa Errázuriz, difundiendo este proyecto en diversas publicaciones y ponencias sobre su obra.

De índole diferente, es digno de mencionar el parque de la estancia Ancalú, ubicada en la localidad de Diego de Alvear, Provincia de Santa Fé. Los Errázuriz encargaron al gran paisajista Gastón Welter (1881-1939) el imponente parque que ocupaba 250 hectáreas.

Matías Errázuriz Ortúzar murió en Buenos Aires el 11 de agosto de 1953 y fue sepultado en la bóveda de Diego de Alvear, junto a su mujer y su hijo, en el cementerio de la Recoleta. Es interesante destacar la bóveda Alvear como un notable ejemplo de la arquitectura funeraria del período. Ornamentada con esculturas de Jules P. Roulleau y Dominique J. B. Hugues, fue diseñada por el arquitecto Albert Ballu; autor del mítico Pabellón Argentino construido en París por encargo del gobierno de Juárez Celman para la Exposición Universal de 1889.

Los señores Errázuriz Alvear representan el arquetipo de una generación, cuyo aporte privado contribuyó a la definitiva transformación estética y edilicia de la ciudad de Buenos Aires y al progreso de sus principales instituciones culturales.

El Palacio Errázuriz Alvear:

El proyecto fue encargado hacia 1911 por Matías Errázuriz y Josefina de Alvear al arquitecto francés René Sergent (1865-1927), uno de los más renombrados profesionales de la época, especialista en la reinterpretación de la arquitectura francesa del siglo XVIII. La fachada principal del edificio, sobre la Avenida del Libertador recrea la del Ministerio de Marina frente a la Place de la Concorde en París y la fachada sobre el jardín evoca el Petit Trianon de Versailles, obras ambas del arquitecto Jacques Ange Gabriel (1698-1782). El jardín francés que rodea la casa fue trazado por el paisajista Achille Duchêne (1866-1947), planteándolo como complemento de los salones de recepción. Duchêne también diseñó los jardines del hôtel Camondo y restauró los parques de Vaux-le-Vicomte, Sassy, Champs y Blenheim. El portón monumental de acceso a la casa, estilo Luis XVI, forjado en hierro y bronce, fue diseñado por Sergent inspirado en el del Ministerio de Guerra de París. La dirección de la obra en Buenos Aires, estuvo a cargo de los arquitectos-ingenieros Eduardo Lanús y Pablo Hary, en base a los planos enviados por Sergent. La mayoría de los materiales de la construcción fueron importados desde Francia.

El edificio responde cabalmente a la tipología francesa del Grand Hôtel Particulier y presenta cuatro plantas con funciones precisas, características propias y niveles de ornamentación diferenciados. El subsuelo disponía de garaje, bodegas, calderas, guardamuebles, cuartos de servicio y una sala de esgrima y billar, ésta última con acceso desde el Hall Renacimiento. En la planta de recepción la decoración interior de los salones fue confiada a los más célebres decoradores de aquellos años. El arquitecto Sergent diseño el Vestíbulo Luis XVI, una virtual extensión de las fachadas al interior del edificio. André Carlhian (1887-1963) proyectó una serie de ambientes estilo Luis XVI; la Gran Antecámara, el Escritorio del Señor, el Jardín de Invierno o Fumoir y el Salón de Madame con su boiserie de fines del siglo XVIII, trasladada desde la residencia Lettelier (11, rue Royale, París). Carlhian también diseñó el Salón de Baile estilo Regencia, inspirado en el salón oval del príncipe de Soubise, en París, actual sede de los Archivos Nacionales. Georges Nelson diseñó el Gran Hall Renacimiento, eje del edificio, condicionado por tres grandes tapices flamencos del siglo XVI. Auguste Rodin proyectó especialmente para el Hall un frente de chimenea –denominado La muerte del poeta- cuya construcción nunca llegó a concretarse, aunque Errázuriz conservó el modelo en bronce del diseño rodiniano, una pieza única. El Comedor Luis XIV, revestido en diversos mármoles franceses, fue proyectado por Georges Hoentschel (1855-1915), tomando como referente el Salón de Hércules del Palacio de Versailles. Un elegante ascensor estilo Luis XVI, creado por Carlhian, comunica los diferentes niveles de la casa, conjuntamente con la escalera principal, replegada sobre la medianera.

El equipamiento de estos salones de recibo, consistía en una ecléctica combinación de innumerables objetos de arte europeo y oriental; procedentes de los anticuarios Bernheim, Madame Langweil o Seligmann; combinados con mobiliario de época y de estilo adquirido en Jansen, Leys, Fournier y Carlhian de París. Los salones estaban presididos por retratos de familia, pintados por Sorolla, Sargent, Zorn, Boldini, Carolus Durán, Beristayn o esculpidos por Drivier y Troubetzkoy.

El piso alto estaba destinado a la vida íntima de los Errázuriz. La planta aún se encuentra articulada en sus cuatro departamentos originales -uno para cada miembro de la familia- compuestos por dormitorio planteado con antecámara, boudoir, sala de baño y walking closets. Las decoraciones interiores correspondientes a estos cuartos fueron diseñadas por Carlhian-Beaumetz en estilo Luis XV, Luis XVI y Directorio. Asimismo, esta planta contaba con un gran Salón de Familia, donde actualmente se exhibe la colección Zubov. Cabe destacar el antiguo recibo de Matías Errázuriz Alvear, diseñado hacia 1919 por el catalán José María Sert (1876-1945), cuya estética denota influencias del art déco. La mansarda albergaba los cuartos del personal de servicio, guardarropas y la cocina, comunicada con el office del comedor principal por medio de un montaplatos, la escalera y el ascensor de servicio.

Curiosamente, el arquitecto Sergent nunca viajó a la Argentina; sin embargo elaboró para nuestra ciudad varios proyectos, además del palacio Errázuriz Alvear, el palacio Bosch Alvear (actual Embajada de E.E.U.U.); la residencia Sans Souci de Carlos de Alvear, en San Fernando (actualmente destinada a recepciones), la bóveda de la familia Atucha en el Cementerio de la Recoleta, la casa Atucha (Cerrito esquina Arroyo), el Hogar Luis María Saavedra (Av. del Tejar y Donado) y por último las residencias de María Unzué de Alvear (Av. Alvear esq. Libertad) y la de Saturnino J. Unzué (Cerrito 967) lamentablemente demolidas. René Sergent proyectó en 1916 la casa principal de la estancia Ancalú para la familia Errázuriz Alvear en Santa Fé, aunque nunca fue construida. Además, Sergent construyó en París la sede de la Banca Morgan y las residencias de la princesa de la Tour d’Auvergne, los hermanos Duveen, Otto Bemberg y J.Ph.Worth, entre otras. También diseñó la casa de los Gould en New York, la de Pierpont Morgan en Londres y las decoraciones interiores del Claridge’s Hotel en Londres, el Grand Hotel en Roma y el Stephanie Hotel en Baden-Baden.

Lic. Hugo Pontoriero
Jefe Departamento de Museología MNAD

Bibliografía consultada:
-Bomchil, Sara. Carreño, Virginia. El Mueble Colonial de las Américas y su Circunstancia Histórica. Ed. Sudamericana, Buenos Aires, 1987.
-Canti, Tilde, O Móvel no Brasil, Origens e evoluçâo, Río de Janeiro, 1985.
-Crasemann Collins, Christiane. Le Corbusier´s Maison Errázuriz. A Conflict of Fictive Interests. The Harvard Architecture Review, Patronage, Vol. 6, Rizzoli, 1987.
-Dubarry Lasalle, Jacques, Identifying Marble, Ed. H. Vial, París, 2000.
-Errázuriz Ortúzar, Matías. Recordando. (1937). MNAD, Buenos Aires, 1997.
-Medina, José Toribio. Los Errázuriz. Ed. Universitaria, Santiago de Chile, 1964.
-Pirovano, Ignacio; Mujica Láinez, Manuel; Catálogo del MNAD, Ed. Kraft, Bs. As., 1947.
-Pontoriero, Hugo; Domínguez Gondar, José Luis; Gelós, Andrés; Buenos Aires Escultórica. Ed. Tiago Biavez, Bs. As. 2004. Ribera, Adolfo Luis. Historia General del Arte en la Argentina, Academia Nacional de Bellas Artes, Bs. As. 1983. Tomo II.
-Vázquez Zaldívar, Claudio. Casa Errázuriz, Encargo y Proyecto. II Jornadas Latinoamericanas de Arquitectura y Urbanismo. Instituto Catalán de Cooperación Iberoamericana, Barcelona, 2001.
Documentación y especialistas consultados:
-Inventario de la Comisión Tasadora para la adquisición del Palacio Errázuriz, año 1936, archivo MNAD.
-Inventario de inicio de gestión: Dr. Ignacio Pirovano, año 1937, archivo MNAD.
-Carlhian, André. Chambre de Monsieur, planos, París, 1916. archivo MNAD.
-Hôtel de M. Errázuriz, Casa Carlhian, archivo Getty Research Institute, Los Ángeles. (arq. Fabio Grementieri).
-Entrevista con el prof. Héctor Schenone, Academia Nacional de Bellas Artes, diciembre 1999.
-Entrevista con Pilar de Navascués Benlloch, directora del Palacio-Museo Marqués de Cerralbo, Madrid, 1999.
-Entrevista con Anne Poulet, directora de la Frick Collection de Nueva York, 2006.

Nómina del equipamiento del Dormitorio de Matías Errázuriz Ortúzar:

-Cama: jacarandá tallado, torneado y lustrado. Estilo Don José I de Portugal, (1750-1777). Realizada en el Río de la Plata o en Brasil, durante la segunda mitad del siglo XVIII. Cabecera alta de líneas recortadas y talla profunda que produce contrastes claroscuros. El coronamiento central presenta una crestería calada en forma de abanico de plumas. Ornamentación rococó portuguesa asimétrica: roleos, volutas y follajes estilizados. Cartela central de contorno ondulado. Cuatro montantes con estrías y engrosamientos espiralados rematados por piñas. Patas de doble curvatura o cabriolé terminadas en “pie de cabra”. Ex-colección Lezica. Cubrecama original del Sr. Matías Errázuriz, damasco de seda color carmesí. MNAD 1746

-Cómoda-escribanía: jacarandá tallado moldurado y lustrado, herrajes de bronce dorado. Estilo Don José I de Portugal, (1750-1777). Río de la Plata, segunda mitad del siglo XVIII. Tipología de mobiliario muy característica de la ebanistería lusitana. Constituye la sección superior una escribanía o escritorio-papelera, con tapa abatible e interior con gavetas y nicho central. El sector posterior de la tapa se utiliza para escribir. La sección inferior –una cómoda con curvatura frontal- presenta cajonería denominada de “traje entero” (no abundaban en el siglo XVIII los armarios para colgar ropa). Ornamentación rococó lusitana de follajes asimétricos, roleos estilizados y ménsulas laterales. MNAD 1747

-Par de camoncillos: jacarandá tallado y lustrado, tapizados en damasco carmesí. Estilo Don José I de Portugal, (1750-1777). Río de la Plata, segunda mitad del siglo XVIII. Taburetes o asientos bajos utilizados por las damas de la época colonial. Se disponían en el “estrado”, que consistía en una tarima cubierta por alfombras, cojines, braseros y muebles pequeños, denominados “ratones”. En el estrado las señoras, recostadas entre almohadones, en cuclillas o sentadas en estos pequeños asientos, departían entre ellas y recibían a las visitas. El estrado era un sector del recibo de la casa de uso exclusivamente femenino, heredado en España de las costumbres moriscas y luego muy difundido en las colonias hispanoamericanas. MNAD 1749-50

-Siete sillas: jacarandá tallado, torneado y lustrado, tapizados en damasco carmesí. Estilo Don Juan V de Portugal, (1706-1750). Río de la Plata, mediados del siglo XVIII. Motivos decorativos portugueses –barrocos y simétricos- con marcada influencia del estilo inglés Reina Ana. El esbelto respaldo presenta una pieza central que recorta un balaustre, rematado por la talla de un florón con acantos. El faldón frontal presenta una venera tallada. Patas delanteras de curva y contracurva o cabriolé, terminadas en “pie de burro”. MNAD 1739-45

-Mesa de arrimo: jacarandá tallado y lustrado, bocallaves de bronce dorado. Estilo Don José I de Portugal, (1750-1777). Río de la Plata o Brasil, segunda mitad del siglo XVIII. Estas mesas de arrimar o de encosto presentan la parte posterior claramente diseñada para ubicar contra la pared. Decoración rococó portuguesa asimétrica en el frente, laterales y patas. Dos cajones frontales con pronunciada curvatura. Patas cabriolé terminadas en “pie de cabra” con base. MNAD 1738

-Mesa de arrimo: jacarandá tallado y lustrado, herrajes de bronce dorado. Estilo Don José I de Portugal, (1750-1777). Río de la Plata, segunda mitad del siglo XVIII. Dos cajones frontales, ornamentación rococó portuguesa asimétrica en el frente y laterales. Patas cabriolé terminadas en “pie de burro” con base. MNAD 1737

-Mesa para escribir: Forma riñón Madera enchapada y bronce. Francia, estilo Transición Luis XV-Luis XVI, fines del siglo XIX Ex colección Errázuriz. MNAD 1688.

-Mesa de noche Madera enchapada, mármol y bronce Francia, estilo Luis XVI, fines del siglo XIX. Ex colección Errázuriz. MNAD 1729

-Bergère Madera tallada y lustrada. Damasco de terciopelo rojo. Francia, estilo Luis XV, Cca. 1900. Ex colección Errázuriz. MNAD 4247

-Espejo Marco de madera tallada, dorada y policromada. Francia, época Luis XV, mediados del siglo XVIII. Ornamentación rococó asimétrica. Ex colección Errázuriz. MNAD 498

-Espejo Marco de madera tallada, dorada y policromada. Alto Perú, mediados del siglo XVIII. Legado Jorge Larco, 1968. MNAD 2658

-Mateo Cerezo (1635-1685). Cristo en la Cruz Óleo sobre tabla. España, siglo XVII. Ex colección Errázuriz. MNAD 327

-Luis de Morales, “El Divino” (1517?-1586?) La Virgen con el Niño y San Juan Bautista Óleo sobre tabla. España, siglo XVI. Ex colección Errázuriz. MNAD 333

-Retrato del Papa Urbano VIII Tejido en tapicería romana. Italia, primera mitad del siglo XVII. Ex colección Errázuriz. MNAD 516

-Retrato de Infanta Miniatura, óleo sobre metal. España, siglo XVII. Marco de época. Ex colección Errázuriz. MNAD 373

-La Virgen con el Niño Atribuido a la escuela de Bartolomé E. Murillo, (1617-1682). Óleo sobre tela. Marco barroco de madera tallada y dorada. España, siglo XVII. Ex colección Errázuriz. MNAD 372

-San José Atribuido a la escuela de Bartolomé E. Murillo, (1617-1682). Óleo sobre tela. España, siglo XVII. Marco barroco de madera tallada y dorada. Ex colección Errázuriz. MNAD 371

-La oración en el huerto Pintura sobre tabla. Alemania, siglo XV. Ex colección Errázuriz. MNAD 332

-Lamentación por la muerte de Cristo Atribuido al Maestro de Santa Colomba. Temple sobre tabla. Italia, siglo XIV. Ex colección Errázuriz. MNAD 335

-Relicario Madera tallada, policromada y dorada. España, siglo XVII. Ex colección Errázuriz. MNAD 456

-Virgen con el Niño Marfil tallado. Francia, siglo XIX Donación Condesa Zubov, 1977 MNAD 3428

-Pava hornillo Representa un cordero. Plata cincelada. Arte colonial. Siglo XVIII. Ex colección Errázuriz. MNAD 1835

-Venera Plata cincelada. Argentina, siglo XIX. Adquisición 1999. MNAD 4176

-Araña, cristal de Baccarat y bronce dorado. Francia. Estilo Luis XV. Cca.1900. Ex colección Errázuriz. MNAD 1975

-Reloj de chimenea, bronce cincelado y dorado. Francia. Estilo Luis XV. mediados siglo XIX. Legado José Antonio Torre Bertucci, 1971 MNAD 2915

-Par de morillos, bronce cincelado y dorado. Francia. Estilo Luis XVI. Cca. 1900. Ex colección Errázuriz. MNAD 1233/4

-Par de apliques Bronce cincelado y dorado. Francia, época Luis XV, mediados del siglo XVIII. Legado Justiniano Allende Posse, 2003. MNAD 4294/95

-Escribanía. Bronce cincelado y dorado, porcelana. Francia, época Luis XV, mediados del siglo XVIII. Ex colección Errázuriz. MNAD

-Bastonero de porcelana. China, siglo XVIII/XIX. Ex colección Errázuriz. MNAD 1013

Antecámara del Dormitorio del Sr. Errázuriz:

-John Singer Sargent (1856-1925). “Paisaje”, boceto en lápiz sobre papel. Firmado y fechado 1880. Estados Unidos de Norte América. Ex colección Errázuriz. MNAD 276

-John Singer Sargent (1856-1925). “Paisaje”, boceto en lápiz sobre papel. Firmado. Estados Unidos de Norte América. Ex colección Errázuriz. MNAD 277

-Raymond Monvoisin (1790- 1870). “Retrato de Señora”, dibujo en lápiz sobre papel. Firmado y fechado 1829.Francia, siglo XIX. Ex colección Errázuriz. MNAD 275

-Augustus Edwin John (1878-1961). “Jeune filles”, estudio en lápiz sobre papel. Inglaterra, siglo XX Ex colección Errázuriz. MNAD 272

Sala de baño del Sr. Errázuriz:

-Plafón Alabastro y hierro patinado. Francia, principios del siglo XX. Donación Verónica Nutting, 2009.

-Espejo de pie. Madera moldurada y pintada. Casa Jansen, París, 1913. Diseñado por el arquitecto René Sergent, para la residencia de Saturnino Unzué (Cerrito 967, Buenos Aires) Donación Thomas de Luynes, 2009.

-Mueble de alzada con espejo. Madera moldurada. Francia, principios del siglo XX. Ex colección Errázuriz.

-Mueble lavabo Madera moldurada y mármol. Principios del siglo XX. Ex colección Errázuriz.

-Necéssaire Cristal, cuero y metal niquelado. Principios del siglo XX. Donación Alberto Bellucci en memoria de su madre, Martha H. Bollini Riva de Bellucci, 2009 MNAD 4385

-Aguamanil y jofaina de plata cincelada. Robert Harper, 1868, Inglaterra, siglo XIX. Donación hijos de Inés Zavalía Bunge de Herrera Vegas, en memoria de su madre, 2003. MNAD 4276

 

 
 
Premio MAD Fundacion Amigos del Museo Feria de Anticuarios
Copyright © 2007 | All rights reserved | Created and Maintained by Marketing Plus S.A.